Blog

Haz tu propio Queso Fresco

por enNutrición, Quesos septiembre 11, 2019

¿Como hacer queso fresco?

Hoy os queremos explicar cómo hacer queso fresco en vuestras casas. ¿Preparados/as?

Primero vamos a describir los ingredientes necesarios y dónde conseguirlos.

INGREDIENTES:

1- Leche fresca (no vale la leche de cartón)

2- Cuajo (se consigue en las farmacias) 

3- Sal (una cucharada sopera rasa por litro).

4- Un molde o escurridor de pasta.

5- Un termómetro para medir la temperatura de la leche (valen los medicinales que utilizamos cuando estamos malos)

6- Una jeringuilla para medir los mililitros de cuajo

Lo primero y más importante que debemos mencionar es que la leche de cartón no es apta para elaborar quesos (ya que el proceso UHT al que está sometida no deja fermentar ni cuajar la leche). 

Entonces…¿Dónde podemos conseguir la leche?

Muy sencillo, podemos acercarnos a cualquier supermercado y comprar leche fresca (normalmente viene en botellas y se encuentra en la zona refrigerada de los yogures). Esta leche ya vendría pasteurizada así que el proceso de pasteurización lo saltaremos. ¡Menos trabajo!

Otra opción, para los que vivís en los pueblos o venís por el verano o fines de semana es ir a una granja y comprar unos litros de leche a los ganaderos/as (vale tanto de oveja como de vaca o cabra). 

Esta leche no está pasteurizada así que tendremos que pasteurizarla nosotros (explicación más abajo).

Elaboración:

Lo primero de todo es pasteurizar la leche (Como hemos dicho anteriormente este proceso solamente lo tendrán que hacer  las personas que hayan conseguido la leche en una granja)

Si tu has conseguido la leche fresca pasteurizada del supermercado puedes ir directamente al punto 1 del proceso.

Pasteurización: Se calienta la leche hasta conseguir 72º y luego se deja enfriar hasta que consiga los 35º (temperatura necesaria para echar el cuajo)

** Proceso **

1- Calentamos la leche a 35ºC (los que hayan pasteurizado la leche en lugar de calentarla tendrán que dejarla enfriar hasta los 35ºC).

2- Una vez que la leche haya alcanzado los 35ºC echamos el cuajo. (1ml por litro de leche utilizada) y lo dejamos reposar 40 minutos

3- Después del tiempo de reposo la leche habrá cuajado y entonces procedemos a cortar la cuajada (se corta en trozos grandes, en dados de aproximadamente unos 2 cm de diámetro) (ver foto).

4- Echamos la sal (aproximadamente 1 cucharada grande por cada litro).

5- Se remueve la sal y se comienza a llenar el molde o escurridor de pasta en su defecto.

Una vez en el molde lo dejaremos aquí escurriendo unas ocho horas aproximadamente (en el frigorífico).

Ponemos un plato o bandeja debajo del molde para que vaya recogiendo el suero que soltará el queso y le daremos una vuelta cada hora o dos horas.

Es importante que le demos una vuelta cada hora o dos horas para que así vaya cogiendo forma por ambos lados.

** Después de estas 8 horas podemos pasarlo a un plato y disfrutar de él.

Sugerencias de presentación: Con anchoas, en ensaladas, con membrillo…

                                           *Ya eres todo un maestro/a de los quesos*

    Carrito